5 lugares para escaparte de fin de semana

Tiempo de vacaciones, tiempo para apagar la rutina. Muchos procuramos salir de viaje, especialmente fuera del país; sin embargo, esto no siempre es posible por diversas razones. Lo que sí podemos, en cambio, es darnos alguna escapada rápida a algún lugar cercano para no quedarnos con la espina. Así que esta temporada no te quedes sin salir de la Ciudad, aprovecha algunas de las opciones que tenemos cerca.

  1. Malinalco, Estado de México

Este Pueblo Mágico del Estado de México es opción recomendada sobre todo para quienes buscan hacer un viaje más cultural: el lugar cuenta con una zona arqueológica en donde se encuentra el único edificio monolítico de América, el Cuauhcalli (Casa de los Guerreros Águila y Jaguar), en donde se llevaban a cabo los actos de iniciación de los guerreros mexica.

¿Qué hacer?

  • Descubrir la zona arqueológica.
  • Recorrer el convento que se encuentra en el centro.
  • Asistir al tianguis prehispánico (sólo aplica si te quedas más de un fin, pues se pone los miércoles).
  • Visitar la galería Tlakuikani, en donde podrás conocer el arte que se está produciendo actualmente en Malinalco.
  • Hacer el tour gastronómico prehispánico.
  • Visitar el Museo Vivo, un lugar especializado en bichos e insectos de la región, o el Museo Universitario Dr. Luis Mario Schneider, en donde encontrarás un jardín botánico y todo lo relacionado con herbolaria y medicina tradicional.
  1. Valle de Bravo, Estado de México

A casi dos horas de la Ciudad, este es uno de los lugares favoritos para salidas breves. Si lo que quieres es que te consientan, quédate en uno de los hoteles de lujo que ahí se encuentran; pero recuerda que rentar un B&B también es una súper buena opción, sobre todo para grupos grandes de personas.

¿Qué hacer?:

  • Rentar un caballo, una bici o una moto para recorrer el parque estatal Monte Alto.
  • Alguna de las actividades acuáticas en el lago (remar, esquiar, wind surf, jet surfvelero, etc.).
  • Volar en parapente o ala delta.
  • Visitar la Casa De Oración Carmel Maranatha.
  • Tomar un Spa, temazcal o meditación.
  • Recorrer parte del santuario de las mariposas Monarca (en invierno).
  1. Zacualpan de Amilpas, Morelos

Este destino poco conocido, es en realidad uno de los lugares más bonitos de Morelos. Aquí se encuentra uno de los conventos que forman parte de la ruta de conventos morelenses designados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, además de que también se lleva a cabo un tianguis que mantiene el esquema prehispánico de trueque (domingos).

¿Qué hacer?

  • Visitar el ex convento agustino de la Inmaculada Concepción.
  • Conocer la Plaza del truequero, lleva cualquier cosa en buen estado e intercámbiala por algún producto local.
  • Pasear por el pueblo y admirar la arquitectura colonial.
  • Relajarte y, si puedes, hospedarte en uno de los mejores hoteles spa que hay en México (mayores de 14 años).
  • Disfrutar de la gastronomía local, que conserva casi intactas sus raíces prehispánicas.
  • Recorrer sus haciendas (Chicomocelo y Cuautepec).
  1. Huasca de Ocampo, Hidalgo

Este fue el primer Pueblo Mágico en México, y con justa razón. Huasca tiene un origen en realidad ligado a la minería, pero lo que ofrece en realidad sorprenderá a cualquiera. Aquí, la naturaleza se encuentra con la historia, arquitectura, gastronomía y tradición para dar al turista una experiencia mucho más amplia. Los mejores lugares para hospedarte son la hacienda o alguna de sus fincas.

¿Qué hacer?

  • Recorre sus haciendas de San Miguel Regla, Santa María Regla y San Juan Hueyapan.
  • Visita los Prismas Basálticos (estructuras de roca de 40 metros de altura que se formaron naturalmente.
  • Pasa una mañana en el Bosque de las Truchas (aquí se puede pescar, hacer tirolesa, montar a caballo y andar en bici o en moto, entre otras cosas).
  • Conoce el museo de los duendes.
  • Haz tirolesa en Peña del Aire y disfruta del impresionante paisaje.
  • Adquiere productos locales orgánicos.
  • Disfruta su gastronomía local en el centro, prueba sus guisados típicos hechos con flores de temporada.
  1. Tuxpan, Veracruz

Si tienes poco tiempo, pero mueres por ir a la playa, Tuxpan es la opción y, más específicamente, la Isla de lobos que está a un par de horas en lancha. El trayecto es un poco más largo que el del resto de los destinos que aquí te hemos propuesto (3 horas), pero realmente vale la pena. La gastronomía y las actividades que puedes hacer aquí harán que te sientas verdaderamente alejado del ajetreo citadino.

¿Qué hacer?

  • Asolearte un rato en la playa.
  • Lanzarte a la Isla de lobos para bucear o esnorquelear.
  • Visitar los esteros (únicos en el mundo) y conocer los cuatro tipos de mangle que existen.
  • Disfrutar de la comida típica de la región.
  • Tomar un temazcal.
  • Nadar, hacer kayak o dar un paseo en canoa por el río Tuxpan.

 

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”