6 cualidades de una colonia que dan más valor a tu propiedad 

Es cierto que el valor de los inmuebles depende en buena medida de la arquitectura, diseño y calidad de su construcción, así como de las amenidades con que cuenten y de sus características interiores. Sin embargo, hay ciertas cualidades que los hacen también atractivos —y que incrementan su valor aún más— , las cuales tienen que ver con el entorno en que se encuentran. Aquí te compartimos 6 de las características de una colonia que harán que tu departamento nuevo valga más.

  1. Seguridad. Nadie quiere poner en riesgo a su familia, así que una colonia segura es una que definitivamente dará mayor plusvalía a tu propiedad. La Ciudad de México es en sí un lugar difícil para vivir, pero hay zonas mucho más amables que otras. Busca una colonia que esté cerca de comercios importantes y zonas turísticas, pues éstas son las mejor resguardadas y en donde la seguridad pública es mucho más eficiente.
  2. Opciones para ejercitarte. Caminar y/o andar en bici son formas de moverte con las que harás el cardio suficiente para poder decir que te estás ejercitando mientras disfrutas de la mejor cara de la ciudad. Así, te conviene comprar un departamento nuevo en una colonia que cuente con calles amables (banquetas anchas, carriles exclusivos para ciclistas), parques cercanos e, incluso, avenidas como Paseo de la Reforma que —por lo menos cada semana— cierra su circulación para que la gente se pueda ejercitar de distintas maneras.
  3. Ubicación. Todo el mundo quisiera vivir cerca de su trabajo, de la escuela y de una buena oferta de entretenimiento, ¿o no? La demanda que hay de este tipo de inmuebles hace que un departamento nuevo en una colonia bien ubicada, naturalmente valga más. Ningún esfuerzo tendrás que hacer por convencer a nadie.
  4. Historia. Las colonias con pasado histórico, que mantienen incluso algunas de sus construcciones más antiguas, deslumbran por su calidez y personalidad, además de que normalmente están ubicadas en zonas pensadas para el tránsito de peatones. Estas colonias invitan a sus habitantes a salir a explorar cada rincón y aprender cada día un poco más sobre su pasado.
  5. Comercio. Nada como vivir cerca de distintas opciones de comercio y gastronomía: desde el mercado y/o súper, hasta boutiques, galerías y espacios en donde te puedas sentir con la confianza de poder implementar tu estilo de vida tan a menudo y variado como tú quieras.
  6. Comunidad. El ser humano es social por naturaleza y, en este sentido, sí importa la calidad de vecinos que tengas en tu colonia. ¿Por qué? Porque vivir rodeado de una comunidad civilizada y amable con el entorno te dará la tranquilidad de, por un lado, vivir sin preocupaciones y, por otro, de tener la posibilidad de ampliar tu círculo social.

 

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”