Acero inoxidable en la cocina

Una buena alimentación está siempre en nuestras propias manos, por eso, aunque vivas cerca de los mejores restaurantes de la ciudad, procura tener siempre los mejores ingredientes y los mejores materiales en tu cocina. Uno de ellos es el acero inoxidable y aquí te decimos por qué y cómo hacer para que sea realmente efectivo.

¿Por qué?

  • Higiénico. Ya que tiene una superficie rígida y lisa, es prácticamente imposible que se adhieran bacterias a ella.
  • Está libre de químicos y no hay nada que desprenda con el cambio de temperatura. Así estás seguro de que te comerás lo que estás cocinando.
  • No altera las propiedades de los alimentos en su sabor, olor o textura. No genera reacción, así que puedes cocinar cualquier alimento por muy ácido que sea
  • Tiene muy buena resistencia a la corrosión y a los impactos, además de que soporta temperaturas extremas, tanto altas como bajas.
  • Dada su resistencia, el acero inoxidable tiene una larga vida; tanto, que se llega a pasar de generaciones en generaciones.
  • Es muy fácil de limpiar: se lava con agua y jabón en compañía de una esponja suave o fibra de acero inoxidable.
  • Eco-friendly. Se puede reciclar en su totalidad varias veces por medio de fundición y conservar sus cualidades intactas.

¿Cómo conservarlo?

  • Aunque, como hemos dicho, las propiedades de este material lo hacen naturalmente dudarero, no está de más tener ciertos cuidados para conservarlo siempre como nuevo.
  • Lava con jabón neutro, esponja suave y agua tibia o caliente.
  • Seca de inmediato, de preferencia con una microfibra. Asñi evitarás que se formen manchas con el tiempo.
  • Procura usar utensilios suaves para cocinar, como aquellos de silicón o madera, aunque también puedes usar los de acero inoxidable también. Lo importante es evitar a toda costa cortar o picar cualquier cosa dentro de un sartén u olla para que no se raye.
  • Elimina las manchas que se hayan formado poniendo a hervir el utensilio en agua con vinagre durante 5 minutos antes de lavar. Prolonga el tiempo si es para quitar algún alimento que se haya quedado adherido pero nunca, nunca uses esponjas metálicas u objetos punzantes.
  • Retira los alimentos una vez que estén listos. Dejarlos en el sartén de acero puede dañar la superficie.

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Stainless_steel

http://www.aperam.com/uploads/stainlesseurope/StainlessServiceIberica/Utensilios-cocci%C3%B3n-acero-inoxidable.pdf

http://www.eluniversal.com.mx/articulo/2017/03/8/10-tips-para-cuidar-de-tus-ollas-de-acero-inoxidable

 

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”