¿Cómo comprar tu primer departamento si eres millennial?

Contar con un patrimonio propio es un objetivo que comparten todas las generaciones, por eso es probable que te preguntes cómo comprar tu primer departamento si eres millennial. La buena noticia es que existen algunos consejos que puedes aplicar para que no se quede solamente en un plan.

¿Es buena idea comprar casa a los 20s?

La edad no tiene por qué ser un factor excluyente para tener un departamento propio, ya que lo más recomendable es, precisamente, empezar a ahorrar desde jóvenes para tener un mayor presupuesto y adquirir la vivienda que siempre has soñado.

De acuerdo con El Economista, lo mejor es “empezar a planear temprano para que comprar sea una realidad más cercana” y puedas firmar el contrato de tu propio hogar a una edad que quizá no creías posible.

La generación millennial también suele pensar que es difícil comprar una casa a los 20s porque no tienen un historial crediticio; sin embargo, al ser un sector de la población que contribuye de manera activa a la economía, algunas instituciones bancarias están diseñando créditos especiales para los más jóvenes.

¿Cómo sé si estoy listo para comprar una casa?

Si eres parte de la generación millennial y deseas vivir solo, pero no sabes si es el momento correcto para dar ese paso, lo primero que debes tener en cuenta es todo lo que implica la compra de un departamento, para que te vayas preparando y analices todas tus opciones.

Lo recomendable es que investigues cómo se realiza el proceso de compraventa de un inmueble y cuáles son los tipos de créditos hipotecarios que existen. Además, tienes que analizar muy bien en qué zona te interesa vivir, considerando puntos como la cercanía con tu trabajo, la oferta de servicios básicos, la conectividad vial y la seguridad.

Después, de acuerdo con El Financiero, tienes que construir un historial crediticio, una buena forma de hacerlo es solicitando una tarjeta de crédito, ya sea bancaria o de alguna tienda departamental, las cuales debes tener siempre por debajo del límite de financiamiento.

“El endeudamiento de las tarjetas de crédito debe ser inferior al 15% del saldo de la línea de crédito, se tienen que cuidar las compras a meses sin intereses que se realizan y no adquirir productos básicos, como la lista del súper, bajo este esquema”, puntualiza El Financiero.

Todo esto te va a preparar para el siguiente paso de importancia: el ahorro, ya que esto es fundamental a la hora de adquirir un departamento, un automóvil e incluso, para irte de vacaciones.

¿Cuánto debería tener ahorrado?

La solvencia económica es, probablemente, el factor que más contribuye a la hora de estrenar un departamento, pues muchos millennials no disponen de los ahorros suficientes para dar en el enganche o cubrir los gastos que implica la adquisición de una casa.

Recuerda que lo principal para comprar, una casa o cualquier tipo de bienes, es llevar una buena administración de tus finanzas personales, esto facilitará muchos aspectos de tu vida y será vital para que vivas sin deudas.

“Si se tiene al menos el 10% del valor del inmueble que se quiere adquirir y además se cotiza en el Infonavit, es posible tener opciones diversas de financiamiento”, afirma El Financiero.

Toma en cuenta esas consideraciones y además, haz una lista de todos los gastos que deberás cubrir: impuestos, mudanza, honorarios de los asesores inmobiliarios, muebles y escrituración.

En cuanto a las mensualidades de tu crédito hipotecario, los expertos recomiendan que no superen el 30% de tu salario, en un porcentaje que debe incluir otros pagos, por ejemplo, las cuotas mensuales para liquidar tu automóvil.

¿Quién puede asesorarme?

Las mejores asesorías que puedes recibir serán por parte de los mismos desarrolladores inmobiliarios, quienes tienen una amplia experiencia en el tema y conocen con más detalle aspectos relacionados con la adquisición de tu próximo departamento.

Los profesionales inmobiliarios te pueden apoyar a verificar las condiciones legales que implica la compra de una vivienda y brindarte ayuda para elegir la institución bancaria que más te convenga, según tu presupuesto y el monto mensual que podrías pagar.

En Punto Destino, por ejemplo, además de asesorarte durante todo el proceso de compra, nos dedicamos a encontrar las mejores ubicaciones en la Ciudad de México para que vivas en alguna de las zonas con más ventajas, como Condesa, Roma, San Rafael y Tabacalera.

Visita varios desarrollos inmobiliarios

Es importante que si eres parte de la generación millennial, aproveches las ventajas de la tecnología y visites distintos desarrollos inmobiliarios, hay algunos que incluso ofrecen recorridos virtuales debido a las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19.

Si tienes la posibilidad, acude a los edificios donde te gustaría vivir, así podrás verificar las condiciones del inmueble y aspectos propios de la colonia, por ejemplo, la seguridad, el ruido, la opciones de entretenimiento, la cercanía con los medios de transporte y negocios esenciales como un supermercado.

Visita únicamente departamentos en las colonias donde te gustaría vivir, para que sea más sencillo seleccionar el inmueble que se ajuste a tus necesidades y no te lleve mucho tiempo este paso.

Alista tus papeles

En el proceso para que compres tu primer departamento debes considerar que existen ciertos papeles o documentos que son indispensables, nosotros te ayudamos y te explicamos cuáles son, para que nada de tome desprevenido.

Lo esencial son las identificaciones oficiales, asegúrate de tener actualizada tu credencial para votar, la cual te pedirán en más de una ocasión. También te van a solicitar el título de propiedad, para comprobar que el inmueble esté inscrito en el Registro Único de la Propiedad.

Asimismo, vas a necesitar del avalúo, un documento que pide el notario público y los bancos para determinar si el precio que vas a pagar es justo, según sus características.

Finalmente, recuerda que contar con tu patrimonio propio a una temprana edad será un cambio positivo en tu vida, no sólo porque podrás independizarte, también porque es una forma de iniciar con tu historial crediticio para que más adelante adquieras un automóvil o emprendas tu propio negocio.

Abrir chat