¿Cómo decorar tu departamento?

Ya sea porque te mudaste o estás estrenando un nuevo hogar, es común que llegue a surgir la interrogante sobre cómo decorar tu departamento, sin que pongas en riesgo las finanzas de tu familia pero que el resultado sea tal como lo imaginaste.

Tener un departamento propio requiere un grado de responsabilidad de tu parte, pues debes afrontar gastos mensuales de los servicios e invertir en mejorar tu hogar de manera periódica.

La decoración no es sinónimo de gastos excesivos, el truco está en invertir de manera inteligente tu presupuesto, seleccionando en qué puedes destinar más dinero y cuáles son los objetos en los que debes ahorrar.

¿En qué se debe gastar y dónde se puede ahorrar?

Contrario a lo que muchos podrían pensar, la decoración se trata de una forma de invertir en artículos y muebles que sean funcionales, es decir, consiste en un ejercicio que combina lo útil con lo que necesario para un hogar.

Un consejo útil es que tengas paciencia, ya muchas veces queremos comprar o realizar todos los cambios al mismo tiempo y esto podría afectar tu presupuesto, y por consecuencia, las finanzas familiares.

¿Por dónde comenzar? La manera más sencilla y práctica de hacerlo es definiendo en qué gastar, sobre todo si se trata de mobiliario, y dónde es mejor ahorrar un poco, por ejemplo, objetos solamente decorativos.

Ahorrar: en estos muebles y objetos debes cuidar más tu dinero

El momento de poner manos a la obra llegó, ten en cuenta que un presupuesto ajustado no significa mal gusto ni una excusa para dejar inconclusas tus ideas; existen ciertos artículos a los que podrías darles una segunda mano para que inviertes en otras cosas.

El secreto de conservar ciertos objetos es que sean prácticos y funcionales, de ese modo podrás sacarles provecho y evitarás comprar algo que no necesitas porque ya lo tienes en tu departamento.

Otro punto desde el cual puedes partir es el estilo, define bien el tipo de decoración que deseas para tu departamento, ya sea vintage, minimalista, industrial o rústica, de modo que todo lo que compres puedas utilizarlo porque combina con el resto de los objetos que ya tienes.

  • Mesas auxiliares. Son un tipo de mobiliario muy práctico y útil, puedes tenerlas en tu sala para colocar algunos libros, revistas y un florero, en caso de que no puedas invertir en un librero. También es posible que la instales en tu habitación, a manera de buró, para que pongas una vela de relajación y otros accesorios útiles para antes de dormir.
  • Salpicadero de cocina. Es un artículo que se coloca detrás de la zona donde preparas la comida, para evitar que las paredes se dañen con aceite y otros ingredientes. Lo más fácil es colocar cerámica porque es fácil de limpiar, si no deseas gastar mucho, puedes optar por adhesivos con estampados parecidos al mármol, lucirán elegantes y nadie notará el truco.
  • Lámparas de mesa: Hay una enorme variedad de diseños, los cuales se adaptan a cada tipo de decoración; si tu presupuesto es limitado, puedes ahorrar ya que con tus lámparas o focos para el techo puedes obtener un ambiente de calidez.
  • Almohadas o cobijas en la sala. Desde hace algunos años llegó una tendencia que parece estar intacta, se trata de decorar la sala con mantas y almohadas. Aunque es una forma de darle estilo a tu departamento, puede ser un problema si tienes poco presupuesto, ya que deberás gastar doble para comprar cobijas para la cama y otras para los sillones. Un consejo práctico es que compres fundas para los cojines, son más económicas y puedes cambiarlas cada cierto tiempo.

Gastar… o invertir, en esto vale la pena hacerlo

Todo lo que tenga que ver con darle un mejor aspecto a tu departamento no es un gasto, se trata de una inversión que te dejará beneficios durante mucho tiempo, solo necesitas hacer compras inteligentes de ciertos muebles y objetos.

  • Sillones. Los muebles son parte esencial de cualquier hogar, los sillones vas a necesitarlos si deseas pasar tiempo al lado de tu familia y amigos; compra unos que se adapten al espacio de tu sala, por ejemplo, un sofá con diseño en “L” o sillones modulares que se dividen en piezas, una puede quedar en tu sala y otra en tu recámara. Busca sillones de colores neutros, como el blanco, para que siempre combine con el resto de la decoración en caso de que cambies el color de las paredes.
  • Gabinetes de cocina. Son indispensables en cualquier cocina, porque te permitirán tener todo ordenado, por eso vale la pena invertir en ellos. La ventaja es que después tienes la posibilidad de pintarlos, si son de madera, y aprovecharlos como parte de la decoración, si colocas sobre ellos jarrones, floreros, botellas vacías de vino, canastos o macetas.
  • Comedor. Lo primero en lo que debes pensar al comprar un departamento o mudarte, es en el comedor; para que hagas la compra correcta, busca alguno que tenga dos lugares más y que no sólo se adapte al número de integrantes de tu familia, esto será útil si tienes alguna reunión con amigos. El precio del comedor dependerá del material con que esté hecho, puede ser madera o mármol, tú decides cuánto quieres invertir.
  • Muebles de baño. La limpieza y el orden son básicos en cualquier departamento, por eso es aconsejable que compres muebles para tu baño, ahí podrás guardar las toallas, los artículos de aseo personal y los productos de limpieza. La buena imagen de tu hogar se debe cuidar en cualquier rincón.
  • Cama. El descanso es básico para que tengas un buen rendimiento en el trabajo, así que la cama será tu mejor inversión. Si ahorras en otras cosas, puedes comprar edredones, cojines y sábanas para hacerla más confortable y cambiar continuamente su aspecto.
  • Cortinas. El secreto de la decoración es que sea funcional, por eso las cortinas nunca serán un desperdicio de dinero, son el toque básico para complementar todo el estilo de tu departamento. Las hay de múltiples telas y colores, eso determina sus precios, así que podrás encontrar algún modelo que se ajuste a tu presupuesto.

Abrir chat