Cuidar el aire que respiramos

Sabemos que vivir en la ciudad implica exponernos a la mala calidad de aire que suele tener pero, aunque quizá muchas personas ya se hayan acostumbrado a esta condición, lo cierto es que cada vez es más evidente el aumento de contaminación de aire que hay en la Ciudad de México. En este caso, aunque el gobierno debe tomar ciertas medidas, somos nosotros quienes tenemos la responsabilidad de tomar acciones día con día para que esto cambie; no basta con dejar de usar el auto, hay otras formas de cuidar el aire que respiramos.

Tal vez hay quien no lo sepa pero buena cantidad de actividades que llevamos a cabo todos los días producen emisiones contaminantes: desde el uso de transportes que se mueven con gasolina, gas o Diesel, hasta la energía que usamos para iluminar nuestras casas o el gas que utilizamos para cocinar o calentar agua. Por eso, para cuidar el aire podemos hacer lo siguiente:

  • Modera el uso de energía: apaga aparatos y luces cada vez que abandones un cuarto. Desconecta todo cuando salgas de casa.
  • Adquiere focos ahorradores y si tienes luz exterior conéctala a un sensor o cronómetro.
  • Lava tu ropa con agua fría.
  • Da mantenimiento regular a estufa, tanque estacionario y boiler.
  • Recicla o separa el papel, plástico, botellas de vidrio y latas de aluminio.
  • Adquiere productos con poco empaque.
  • Haz tus compras con una bolsa de tela, evita pedir bolsas de plástico.
  • Compra baterías recargables para los aparatos que uses frecuentemente.
  • No tires la basura en la calle y recoge los desechos de tus mascotas. Lleva contigo una bolsa de plástico para que puedas recolectar tu basura en caso de que no haya botes en el lugar a donde vas.
2
  • Si usas auto, elige un modelo que contamine poco.
  • Afina tu auto y mantén las llantas bien infladas y alineadas.
  • Especialmente durante el verano, llena el tanque de gasolina durante las horas más frescas de la tarde-noche.
  • Evita tener tu auto detenido y encendido, por ejemplo en el drive-thru de alguna cadena de comida o bebidas. De ser posible, estaciónate y entra.
  • Si puedes, procura hacer cambios de horario en tu trabajo o, mejor aún, trabaja desde casa.
  • Camina, usa bicicleta, transporte público o comparte el auto con quienes van por la misma ruta que tú.

#CulturaUrbana #Contaminacion