No dejes que el frío te afecte

Aunque es cierto que vivimos en un paraíso climático en donde, por mucho que sea invierno, tenemos aún días soleados e, incluso, calurosos, conforme el último mes del año se acerca, el frío se ha hecho cada vez más intenso. Querido por muchos, odiado por otros, un clima como el que estamos teniendo en estos días puede tener sus repercusiones en el día a día. Para que no te afecte, te recomendamos esto:

  1. Actívate. Generalmente cuando hace frío tendemos a acurrucarnos y quedarnos encerrados, tapados, con taza de chocolate caliente en mano. Y si bien este puede ser un buen plan ocasional, si empezamos a hacerlo parte de la rutina no nos va a ayudar mucho, al contrario. Es mejor ejercitarse, y darle a nuestro cuerpo el calor que necesita por medio del movimiento: salir a correr, andar en bici, yoga, o cualquier otra cosa. Lo bueno es que, aunque tengas algo de gripa (por si no sabías) puedes ejercitarte un poco, a menos de que tengas dolor de cabeza (en este caso, sí será mejor guardarte).
  2. Calefacción. Ya sea que tengas un aparato o que tengas la instalación completa en tu departamento, lo ideal es prender la calefacción ya cuando va cayendo la tarde. Como recomendación, lo mejor será aguantar lo más que se pueda y prender sólo cuando sea necesario. Esto por varias razones: el ahorro de recursos, la economía y el hecho de que los cambios bruscos de temperatura son los que nos hacen enfermarnos con mayor facilidad.
  3. Arrópate. Esta es básica pero a veces la olvidamos, estos días más vale tener siempre a la mano una buena chamarra.
  4. Salud. Es la época en que todos nos enfermamos de gripe, pero puedes librarte si te cuidas, o cachar una de baja intensidad. Los básicos para alejar esta enfermedad de tu invierno son:
  • Descansa
  • Toma muchos líquidos
  • Lávate las manos constantemente
  • Evita fumar y beber (o de plano no lo hagas para nada)
  • Mantente caliente: los virus de la gripe común no pueden sobrevivir temperaturas mayores a los 26ºC. Así que tus aliados pueden ser: el ejercicio regular, baño con agua caliente, spa o sauna. De paso te consientes.
  • Toma caldos. De pollo, de pescado, de res, cualquier caldo que tomes es de gran ayuda, sobre todo si añades variedad de verduras.
  • Siempre hay un buen pretexto para tomar un masaje, pero en este caso está científicamente probado que el riesgo de enfermarse de gripa en invierno aumenta según los niveles de estrés que tenga cada quién. Así que, dátelo, es por salud.

Fuentes:

https://lifehacker.com/5858209/the-no-bs-guide-to-boosting-your-immunity-and-avoiding-the-common-cold

 

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”