El estrés en los perros

Como los seres humanos, los animales también tienen una personalidad definida. Sin embargo ésta puede llegar a verse alterada según las condiciones de vida que tengan; por eso sería raro pensar que nuestro perro pudiera sufrir de depresión, ansiedad o estrés, si desde siempre ha vivido tranquilo, con nosotros, dentro de nuestra casa ¿o no?

3

La verdad es que los animales necesitan distraerse, justo como nosotros, y el encierro no es el mejor lugar para hacerlo. Por ello, muchas veces hay perros que aparentemente actúan con ansiedad debido a que “están consentidos” pero la realidad es que, al vivir en el encierro, un perro pierde el equilibrio psicológico debido a la acumulación de energía.

Esto tiene como consecuencia la aparición de ansiedad, que se manifiesta en conductas como dar vueltas sobre sí mismos, morder constantemente el mismo objeto durante mucho tiempo, perseguirse la cola e incluso destrozar algunos muebles de la casa.

2

Para evitar que nuestro perro llegue a tales extremos, lo ideal es preparar un plan para que libere esa energía. Obviamente el primer paso darle dos o tres paseos largos al día; si no tienes tiempo o estás buena parte del día fuera de casa, considera si es buena idea tener una mascota a tu cargo o contrata a alguien que se encargue de darle los paseos por ti. Por otro lado, también puedes procurar llevarlo, una vez a la semana, a un parque en donde pueda jugar y convivir con otros perros, esto le dará la confianza que necesita para comportarse de una manera más adecuada cuando se encuentre con otros canes por las calles. Si a los paseos y convivencia con otros perros le sumas el juego contigo y tu propia compañía, te darás cuenta de que tu perro es capaz de convivir pacíficamente con todo el mundo.

 

#Mascotas #Perros