Mantén una habitación fresca esta primavera

El color de la primavera en la ciudad está ya súper presente en cada una de las calles arboladas de nuestra metrópoli: las jacarandas se pueden ver igual desde los edificios más altos de Paseo de la Reforma, que desde las ventanas de algunos afortunados que viven en colonias como la Roma o la Condesa. Ese azul violáceo que a todos nos encanta, se ha instalado esta temporada acompañado del calor que nos hace recordar con nostalgia las vacaciones de Semana Santa, pero ahora en la ciudad. ¿Estás listo para vivir una primavera más fresca en tu hogar? Aquí te decimos cómo.

    1. Poca electricidad. La luz, así como los electrodomésticos, favorecen el aumento de temperatura en espacios cerrados. Por eso, será mejor que prendas lo menos posible la luz y que procures mantener apagados y desconectados los aparatos que no estés utilizando.

    2. Ventanas y puertas cerradas. Parece una contradicción, pero si lo analizas bien, no lo es. Mantener puertas y ventanas cerradas impide la transferencia del calor, primero de afuera hacia dentro de tu hogar, y luego entre habitaciones. Por lo mismo, también convendría tener persianas o cortinas cerradas, sobre todo durante las horas en que más pega el sol.
    3. Recibe la noche. Este es el momento ideal para hacerte de toda la frescura que puedas. Apenas caiga el sol, o comience a hacerlo, abre cada entrada al aire nocturno. Aprovecha también para regar las plantas que tienes dentro y fuera de tu departamento (en la terraza o en el roof garden). El ambiente permanecerá agradable por más tiempo, incluso el día siguiente.
    4. Claridad ante todo. Muchos pensamos que vestirnos de blanco en el equinoccio de primavera nos llenará de energía, pero la realidad es que lo que más atrae el calor son los colores oscuros. Así que viste tu hogar con tonos claros, sobre todo en tus persianas/cortinas, sillones y ropa de cama, de esta manera mantendrás el calor lejos de ti.
    5. Telas ligeras. Recuerda lo que usas cada vez que vas a la playa, sobre todo cuando te tocan eventos como bodas. Por muy bien vestido que vayas, siempre preferirás tejidos ligeros que permitan el paso del aire para refrescarte aunque estés parado bajo el sol. Haz lo mismo en tu casa, tus muebles necesitan respirar para mantenerse frescos: seda, algodón y lino serán tus mejores amigos durante estos meses de calor intenso.

 

#Inspiracion #Primavera #Calor #Temporada #Ambiente

 

 

 

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”