Haz de tu cocina un lugar sin desperdicio

Vivir en un departamento nuevo en la Ciudad de México tiene muchísimas ventajas, sin embargo, igual que para el resto de los capitalinos, el tema de los desperdicios es algo que hay que tener presente tanto por comodidad como por conciencia.

En este sentido, la cocina es el principal lugar del departamento en que se generan desperdicios y casi siempre es por descuido, lo cual genera en nosotros un sentimiento de culpa. Evítalo con los siguientes tips.

Planea tus comidas de la semana y luego haz las compras. Hacerlo al revés favorecerá que compres alimentos que no usarás y que, posiblemente, se echen a perder. Haz el hábito anotando cada domingo lo que comerá tu familia la siguiente semana y no te agobies planeando una comida diferente para cada día, deja dos comidas en blanco y recicla lo que hiciste para alguno de los otros días. Para optimizar tus ingredientes, procura que cada semana se utilicen los mismos ingredientes, o la mayoría de ellos.

Ten la fruta a la mano. Es verdad que hace mucho calor para tener las frutas fuera del refrigerador y, como vimos en otro post, hacer esto puede favorecer la aparición de mosquitos y otros insectos. Por eso, guarda tu fruta en el refrigerador pero tenla siempre visible. Frutas como sandía, melón y papaya es mejor que las dejes picadas dentro de un recipiente de vidrio o de plástico para que cada mañana las tengas listas para su consumo.

Designa espacios para los alimentos. Incluso vale la pena etiquetar estos espacios para que se mantenga el orden. Hacerlo te ayudará a no duplicar productos que después pueden terminar en el bote de basura.

Etiqueta la comida de días pasados con su fecha de preparación, y consúmela pronto. Para que consigas esto, es recomendable dejarla a la altura de la vista, así será lo primero que vean al abrir el refrigerador.