Hidratación durante el verano | Diversión segura en el calor de verano.

Hidratación durante el verano

El verano es una época del año que todos disfrutamos, pues se convierte en el pretexto perfecto para ir a la playa o meternos a la alberca en nuestro departamento en la Ciudad de México. Sí, esta temporada es prácticamente sinónimo de diversión segura; pero, si no tenemos cuidado, el calor puede llegar a ser perjudicial para la salud. Para que esto no suceda y podamos seguir la diversión, hay que mantenernos siempre hidratados.

  1. Bebe líquidos, aunque no tengas sed. En ocasiones no estamos atentos a las necesidades de nuestro cuerpo, principalmente por los tiempos que se viven en la ciudad. Así que, ten a la mano un termo con agua y procura beber agua durante el día.

  2. Escucha tu cuerpo. Nadie mejor que tú para saber cuándo necesitas hidratarte. Conecta con tu cuerpo tomando unos minutos de descanso en la terraza de tu departamento. Cierra los ojos y observa las sensaciones de tu cuerpo durante, al menos, quince minutos. Poco a poco serás más consciente de tus necesidades logrando, entre otras cosas, consumir solo lo que necesitas.
  3. Prepara un suero natural. No necesitas comprar los sueros que venden en las tiendas: prepara un agua de limón bien cargada, añade suficiente sal (tiene que saber un poco a sal) y media cucharadita de bicarbonato de sodio. Endulza con miel y bébelo una vez al día. Aunque es mejor beberlo al instante, puedes refrigerarlo y tomarlo en diversos momentos mientras te encuentres en tu departamento en la Ciudad de México.

    1. Consume alimentos que aporten agua. Por supuesto, en este caso hablamos principalmente de frutas y verduras, aunque éstas son mejores por tener menos azúcar. Aunque consumir vegetales está bien en cualquiera de sus presentaciones, lo mejor es hacerlo en su estado crudo; de esta manera recibes todos los nutrientes, vitaminas y fibra adicionales que necesitas. Cuando hagas tus compras, asegúrate de llevar contigo una buena dotación de estos productos: una cocina amplia en tu departamento te da la posibilidad de tener un refrigerador grande en donde puedas almacenarlos y mantenerlos frescos toda la semana.

  4. Hidrátate al ejercitarte. No sólo durante o después: si vas a hacer ejercicio dentro o fuera de tu departamento nuevo, lo mejor es que mantengas una hidratación constante (aunque sea moderada) desde antes de comenzar tu actividad.

 

#EstiloDeVida #Verano #Temporada #Hidratacion

 

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”