Ideas para un home office productivo

A partir de la contingencia sanitaria derivada del coronavirus, los hogares se convirtieron en las nuevas oficinas, esto hizo que las personas buscaran ideas para un home office productivo que los inspirara y les permitiera mantener una buena concentración. 
El teletrabajo o home office tiene distintas ventajas, la principal de ellas es que desde la comodidad del hogar se pueden realizar las tareas laborales sin que esto repercuta en la calidad y los tiempos de entrega. De acuerdo con OCCMundial, un sitio especializado en temas de trabajo, para lograr lo anterior es indispensable poner atención a tres aspectos:

  1. Disciplina: Lo ideal es que establezcas un horario de trabajo que incluya breves lapsos de tiempo para que puedas despejarte y mantener un buen ritmo.
  2. Responsabilidad: Lleva un control de todo lo que tus jefes o compañeros te pidan, así lo podrás entregar incluso antes de la fecha límite y sentirás menos presiones laborales.
  3. Concentración: Para que logres concentrarte es necesario que “apartes todo lo que pueda distraerte” y eso incluye no solo a las redes sociales, también objetos que forman parte de tu hogar, pero que fácilmente llaman tu atención y te desvían de tu objetivo de tener más productividad.

Un home office productivo solo puede lograrse si dejas a un lado las distracciones, por ejemplo, ver la televisión. Pero, ¿cómo se consigue? Es más sencillo de lo que imaginas, prácticamente consiste en adaptar una oficina en tu departamento y solamente requieres de un poco de inspiración para tener un espacio confortable que te permita concentrarte mejor.

Opta por el diseño minimalista

Para crear un espacio en tu hogar que funcione como oficina, el estilo minimalista será de gran ayuda, lo primero que debes de hacer es elegir la zona donde colocarás tu escritorio o mesa y después añadir un par de objetos decorativos que aporten calidez.
Lo que caracteriza al minimalismo es el color blanco, así que procura que este sobresalga en tu espacio de trabajo, los toques más llamativos en cuanto a tonalidades puedes conseguirlos con la decoración, por ejemplo, un florero. Ten en cuenta que la decoración minimalista busca la funcionalidad y el equilibrio, dos elementos que te ayudarán a mejorar tu productividad en el trabajo.

Aprovecha la luz natural 

El momento de hacer home office tiene que realizarse en un ambiente limpio que propicie la concentración, por eso es conveniente que esté ventilado e iluminado. No es necesario adquirir ningún equipo, solamente debes de permitir que la luz del sol entre al espacio que hayas elegido como oficina y mantener las ventanas abiertas.

También es importante que pongas atención a los elementos decorativos, por ejemplo, cuida que las cortinas sean de telas ligeras que dejen pasar la luz y si tus jornadas laborares terminan en la noche, busca una lámpara discreta para tu escritorio que combine con el resto de la decoración de tu departamento.

Crea una oficina elegante 

Otra de las ideas para un home office productivo es darle un estilo elegante a tu espacio de trabajo, todo comienza con un escritorio de madera, ya que este material es clásico de este tipo de decoración, también lo puedes incorporar en forma de repisas en las que tus libros y revistas lucirán muy bien. 

Incorpora un elemento que destaque, por ejemplo, una planta, y juega con la manera en que acomodas tus libros, no tienen que estar de la tradicional forma lineal, algunos ponlos apilados horizontalmente y agrúpalos por el color de su cubierta.

Apuesta por el estilo vintage

Tener una decoración que represente tu personalidad también puede favorecer la productividad, pues te sentirás en un espacio cómodo donde las ideas surgen

fácilmente; por eso, si tu departamento tiene un estilo vintage, trasládalo al rincón que adaptaste como oficina.

Aquí los colores no pueden faltar, sobre todo el dorado y alguno que contraste, el verde esmeralda es una gran opción. También es básico que incluyas objetos decorativos como lámparas y jarrones de materiales propios de este estilo, por ejemplo, el latón, y no olvides una alfombra, le dará un toque mucho más vintage a tu espacio.

Llena tu trabajo de color 

La inspiración que necesitas para realizar tu trabajo sin interrupciones la puedes encontrar en tu oficina en casa, lo único que necesitas es darle un estilo colorido y divertido. Una buena forma de lograrlo es con un escritorio blanco o color marfil, para que contraste con otros elementos decorativos, por ejemplo, pinturas que contengan tonos rosas, rojos, verdes y amarillos.

Si deseas que la combinación sea más llamativa una buena idea es incorporar un elemento en color negro, ya sea una lámpara, jarrones, una maceta o incluso una mesa auxiliar donde puedes colocar tus libros, revistas o tu agenda. También juega con las pinturas y los cuadros, coloca alguno en la pared y otros en el piso, es algo que está totalmente en tendencia.

Dale una oportunidad a lo monocromático

Si tu personalidad y tus gustos son más discretos, pero buscas que tus momentos de home office sean inspiradores, lo ideal es que te acerques al estilo monocromático. Para lograrlo vas a necesitar pocos recursos, lo primero son las paredes, píntalas de un mismo tono, por ejemplo, azul y elige un elemento de contraste, lo ideal es un tapiz de forma asimétrica hecho con textiles naturales.

Las paredes y los muebles del mismo color son lo que caracterizan a dicho estilo, pienso en eso si deseas un escritorio nuevo, ten en cuenta que el secreto es buscar un par de objetos que le aporten mucha vida y contraste, ya sea una alfombra blanca, un cojín de color gris para tu silla de trabajo o un jarrón con flores de tono violeta para tu escritorio o tu librero.

Hacer home office no tiene que ser aburrido, lo importante es que destines un espacio de tu departamento y le des un uso exclusivo de oficina, la cual vas a poder decorar a tu gusto, plasmando en ella tu personalidad. Con un ambiente limpio, iluminado y hasta divertido, será más fácil que tu productividad sea mayor de lo que imaginaste.

Abrir chat