Una recámara para tus hijos: un espacio divertido.

Nada más maravilloso que encontrar el lugar ideal para vivir con tu familia, más si tienes hijos. Y, si bien la idea de un cambio puede ser emocionante para ellos también, lo puede ser aún más si encuentran en su recámara un espacio único y pensado exclusivamente para ellos.

Edad

La ambientación y decoración de un cuarto para niños debe ir acorde a su edad. Así, entre más pequeños son, tienes más libertad para tomar las decisiones; sin embargo, conforme van siendo más conscientes de sus gustos y preferencias, deberás ceder ante algunas de sus peticiones y hacerlas empatar con las necesidades que tiene un cuarto en donde también van a dormir. A partir de los 3 o 4 años esto empieza a hacerse notar, y en cuanto se acerquen a la adolescencia te darás cuenta de que tu participación se verá cada vez más reducida.

Recamaras para tus hijos

Iluminación

Aplica a cualquier edad, nadie quiere tener un cuarto oscuro (menos si eres menor de 10 años). Sin embargo, como padre responsable que eres, sabes que hay un momento del día en que las luces tienen que atenuarse para que los pequeños comiencen a entrar en el estado que los conducirá al sueño. Coloca una lámpara de mesa o de pared para calmarlos y, al mismo tiempo, darles seguridad en caso de que se levanten a la mitad de la noche.

Organización

En cuartos de niños es básico aprovechar al máximo el espacio y hacer todo lo más sencillo posible para que sean capaces de mantener el orden por ellos mismos. Aprovecha el clóset para ello y, si es necesario, acomoda un armario en la esquina de la recámara. Revisa algunos tutoriales sobre cómo doblar la ropa —en especial para los más pequeños— para que se mantenga el orden por más tiempo.

Si tienes un toddler (1-3), te funcionará muy bien una repisa (o más) a su propio tamaño con cajas para que comience a organizar ahí sus cosas —en especial los juguetes— y un mini armario para que también vaya haciéndose responsable de su ropa y zapatos. Los niños de estas edades tienen un interés muy grande por participar en tareas del hogar, como los adultos. Aunque al principio puede ser un poco desesperante, pronto aprenderán y te quitarás un peso de encima en cuanto a la limpieza y orden de esa recámara.

Recamaras infantiles

Personalidad

Es evidente la capacidad creativa que tienen los niños, si no lo has hecho: explóralo, te sorprenderás de lo que pueden hacer. Aprovecha sus creaciones más expresivas para imprimir personalidad a un espacio que es suyo y, de paso, motívalos a trabajar con esa creatividad. No se trata de hacer sólo dibujos: móviles, figurillas de barro o hasta una máscara pueden ser elementos básicos para la decoración. Si tú mismo eres creativo esta será tarea sencilla; sin embargo, si esto no es lo tuyo, inscríbelos a algún taller de arte en algún museo o galería cercanos.

Juego

¡Lo que nos importaba más en este post! Pero, como todo en la vida, no puede haber diversión si no hay antes un lugar cómodo para divertirse. Ahora ya tienes claros algunos puntos básicos, estás listo para que tu hijo se sienta motivado a que ese sea su cuarto.

Cada superficie es un espacio creativo en potencia, así que ¿por qué no impulsar esta cualidad? Pinta al menos una pared o la puerta con pintura pizarrón. No sólo ellos podrán pintar o escribir ahí, tú también podrás hacerlo, por ejemplo, para dejarles un mensaje positivo cada día.

Ahora, si la recámara de los niños no es tan amplia como quisieras, usa una cama alta para que debajo de ella puedan tener más espacio de juego o, incluso, un escritorio para hacer sus tareas o trabajar en sus proyectos creativos.

¿Y las plantas? Sí, también tus hijos pueden tenerlas. ¿No sería increíble ver cómo tus hijos descubren su propio crecimiento e irlo comparando con el crecimiento de alguna planta? Elije una pared, la más luminosa del cuarto, y traza dos líneas en ella: una será para tu hijo y otra para su planta (una de interiores que crezca a lo alto). Hazlo responsable de su hidratación y vayan marcando juntos el registro de crecimiento (escriban y tomen fotos también).

Recamara infantil

 

 

 

#EstiloDeVida #Niños #Inspiracion #Recamara

 

 

 

 

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”