Lo que necesitas para vivir en familia

Somos seres sociales por naturaleza, nos encanta estar acompañados de otras personas a las que les guardamos un profundo afecto. Y si nos damos cuenta, vivimos en un ir y venir en cuanto a las personas de las que nos gusta sentirnos rodeados. Hay momentos en la vida en que preferimos estar con los amigos y otros en los que somos lo más familiares, aunque en realidad nunca podremos aislarnos ni de unos ni de otros. Lo cierto es que hay un momento en la vida en que comenzamos a sentirnos más atraídos por la vida familiar, por una vida familiar construida por nosotros mismos. Y, llegado este momento, uno de los temas más importantes es la vivienda. ¿Qué es lo que necesita tu lugar ideal para vivir en familia?

  1. Seguridad. Verifica que el departamento que compres cuente con todas las medidas de seguridad ante cualquier eventualidad: desde buenos cimientos y estructura sólida en la construcción, hasta que cuente con vigilancia para que estés tranquilo de que tú y tu familia siempre estarán seguros.
  2. Espacio. Si te mudas con tu pareja, antes de comprar verifica que el departamento nuevo que te está gustando tenga opciones de recámaras. En realidad el metraje es importante, pero lo más importante es ubicar que dos o tres recámaras es mejor para una familia, sobre todo si piensas tener hijos.
  3. Amenidades. Las amenidades se venden como un lujo, pero en realidad hacen toda la diferencia cuando de vivir tranquilo con tu familia se trata. Piensa que si tienes o vas a tener hijos, podrás sacar provecho a un roofgarden; un elevador te hará la vida mucho más feliz a la hora de subir a los niños al departamento (más si tienes más de un hijo, mucho más si alguno de ellos usa todavía carriola); y contar con un lugar de estacionamiento también hará la diferencia.
  4. Escuelas. Claro, en todos lados hay escuelas, pero encontrar un lugar rodeado de buenas escuelas te dará la tranquilidad de que tendrás opciones para educar a tus hijos en un lugar cercano al hogar. ¿Las ventajas? Seguro las sabes: podrás llevarlos caminando a la escuela, lo cual ya de entrada reduce el estrés tanto antes como después de esas horas de colegio. También, al estar cerca podrás desplazarte con rapidez ante cualquier eventualidad y aprovechar mejor el tiempo que tienes libre mientras tus hijos están en la escuela.
  5. Espacios de esparcimiento. Parques, calles anchas, ludotecas, cines, teatros, museos. Todo lo que pueda enriquecer la vida diaria de tus hijos, en tanto lo tengas cerca, mejor. Las tardes serán de lo más divertidas, y no tendrás que pasar horas en el auto para llevarlos a distraerse un rato.

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”