Lo que debes saber antes de visitar el monumento a la revolución

¿Sabías qué el monumento a la revolución originalmente iba a ser un palacio legislativo de mayores dimensiones que el capitolio de Estados Unidos? Esta es una de las cosas sorprendentes e interesantes que aprenderás si vas a visitarlo, aunque nosotros te vamos a dar un pequeño adelanto en este artículo.

¿Cómo se construyó el monumento?

La idea inicial del monumento a la revolución era construir un palacio legislativo que albergaría la cámara de senadores y diputados, así como dependencias de gobierno y oficinas. Durante el periodo de la Revolución Mexicana se tuvo que suspender la obra por falta de recursos.

En 1922, Emile Bernard quien era el arquitecto que se había elegido desde el principio, quiso retomar el proyecto y presentó al gobierno de Álvaro Obregón la adaptación de la obra para convertirla en un panteón para los héroes de la revolución mexicana. Sin embargo, este intento quedó frustrado con la muerte de Obregón en 1928 y la muerte del arquitecto en 1929.

¿Cuándo se construyó?

La construcción comenzó el 23 de septiembre de 1910 y en 1912 fue abandonada, quedando firme sólo la cúpula. Finalmente en 1933, el arquitecto Carlos Obregón Santacilia rescató la obra inconclusa de Émile Bénard reinterpretando la estructura y los espacios para otorgarles un nuevo significado, el uso de la plaza como espacio público para la conmemoración de una revolución constante y lo terminó en 1938.

El nuevo diseño se enfocó en un mestizaje entre el arte prehispánico y el cubismo. El monumento a la revolución fue construido con cuatro pilares, los cuales simbolizan la Independencia, las leyes de Reforma, Agrarias y Obreras.

Cabe destacar que, en 2010 para la celebración del centenario de la revolución mexicana se hizo una remodelación al monumento a la revolución. Conservando su arquitectura original, se realizaron renovaciones al Museo Nacional de la Revolución, al mausoleo, se rehabilitó la fuente adyacente y además fueron restaurados desde la piedra hasta el cobre. También se hizo un elevador transparente en el centro, que lleva al mirador que ha sido reabierto al público.

¿Dónde está el monumento a la revolución?

¿Cómo llegar al monumento?

El monumento a la revolución está ubicado en Plaza de la República S/N, Tabacalera, Cuauhtémoc, 06030. Por lo que se puede llegar por el metro, bajándose en la estación llamada Revolución de la línea 2.

¿Por qué se construyó?

Esta obra arquitectónica se construyó para conmemorar la revolución mexicana y los héroes que fueron partícipes de ella como, Venustiano Carranza, Francisco I. Madero, Plutarco Elias Calles, Francisco Villa y Lazaro Cardenas.

¿Cuánto mide el monumento a la revolución?

El monumento a la revolución tiene una dimensión de 67 metros de altura.

¿Qué se puede hacer en el monumento?

En el sótano se encuentra el Museo Nacional de la Revolución, en donde hay tres salas de exhibición. En ellas se habla sobre la historia del porfiriato, la consolidación del estado mexicano, la guerra civil, la constitución, etc.

En las vitrinas hay piezas de colección de la revolución, como los trajes que se utilizaron en aquella época. Y en la plaza de la república donde alberga el monumento a la revolución, hay fuentes con agua tratada donde las personas pueden irse a dar un chapuzón y en determinadas fechas hay shows de luces por la noche.

¿Cómo subir al monumento a la revolución?

El mirador del monumento a la revolución es lo mejor que hay, puedes subir recorriendo el interior de la estructura con la ayuda de un guía, aunque son muchas escaleras. La opción más rápida y cómoda es por el elevador, cuando llegues podrás apreciar la agradable vista desde las alturas, observando algunos de los edificios más emblemáticos de la Ciudad de México. Y a finales de mes, puedes disfrutar del amanecer en la linternilla que es el punto más alto del monumento.

Si decides ir con tu familia, puedes comprar el paquete familiar con costo de $480 pesos que incluye el paseo en la cimentación, elevador panorámico, mirador 360º y la linternilla. Los horarios son lunes, miércoles y jueves de 12 pm a 8 pm, viernes y sábados de 12 pm a 9 pm y los domingos de 11 am a 8 pm. Los martes está cerrado el monumento a la revolución.

Ahora que ya sabes estos detalles, no puedes dejar de visitar este increíble e histórico monumento que te va a encantar. Cuando hayas ido, cuéntanos tu experiencia.

Abrir chat