Los 4 mejores lugares (no convencionales) cercanos a la ciudad para pasar año nuevo

Una vez llegada la Navidad, ya es prácticamente año nuevo. Y, aunque a estas alturas ya muchos tenemos establecido el plan de lo que haremos, existen espíritus más aventureros a los que les gusta dejar este día un poco más en manos del destino. Para esas almas libres, tenemos 4 lugares en donde podrán pasar un año nuevo diferente a los demás.

 

  1. Bernal, Querétaro

Dos horas separan la CDMX de este mágico lugar, al cual todos conocemos como Peña de Bernal debido a que uno de sus atractivos más característicos es el monolito, catalogado como el tercero más grande del mundo. Además de que hay excelentes opciones para descansar estos días y para cenar la última noche del año, muy cerca de aquí se encuentra la Finca Sala Vivé by Freixenet, en donde puedes hacer una visita y cata de vinos todavía el 31 de diciembre (hasta las 4 de la tarde).

  1. San Miquel de Allende, Guanajuato

Clásico de clásicos cuando de fiesta se trata. No es un lugar tan cercano a la CDMX (4 horas), pero en realidad el trayecto sí que vale la pena. Este es uno de esos pueblos en los que puedes darte el lujo de cenar en uno de sus excepcionales restaurantes u hoteles, o bien festejar en la calle con el resto de los turistas en una fiesta que nunca olvidarás.

  1. Cuetzalan, Puebla

Este pueblito mágico, también es especial para la fiesta. Aquí tienes opción de acercarte a la naturaleza, regalarte un temazcal de fin de año y cenar en uno de sus restaurantes típicos, algunos de los cuales son realmente deliciosos. Al terminar la cena, sal a caminar por las calles, verás que el jolgorio sigue con muchos de los locales abiertos y compartiendo la alegría del nuevo año.

  1. Zacatlán de las Manzanas, Puebla

Este lugar, aunque no es tan conocido, es una gran opción para pasar un año nuevo diferente. Aquí lo característico son sus relojes: visita el Museo Interactivo de Relojes Monumentales, en donde conocerás el proceso de fabricación de relojes que se usaba en este pueblo hasta hace más de 100 años. Olvídate de lo superficial y atrévete a despedir el año cenando con verdadero lujo los platillos más típicos de la Sierra Norte de Puebla, incluyendo los antojitos y los vinos a base de frutas regionales que no encuentras en ningún otro lugar del mundo.

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”