Mantén tus plantas a salvo de tu gato

Amantes de la naturaleza, a veces parece que tenemos que elegir entre tener gatos —aunque a veces algunos perrunos son igual de difíciles— o plantas en nuestro departamento. Muchas son las historias de terror que hay en este tema: el gato que acabó con el helecho, con las suculentas, e incluso hasta con las plantas más guerreras. Pero no te desanimes, no todo está perdido: aún tienes esperanza de mantener vivas tus plantas, aún con el gatito adorado en tu departamento.

 

  1. Mezcla una taza de agua con aproximadamente 10 a 15 gotas de aceite esencial —los más efectivos son los de eucalipto, lavanda, té limón o menta— y vierte el brebaje en un atomizador. Aplica en todas tus plantas y no te limites en la cantidad, en tanto tú toleres la intensidad está bien. Al gato no le hará daño, tan sólo lo alejará de ahí, además de que esta solución brindará un aroma agradable a tu depa.
  2. Pimienta y canela. Espolvorea tus plantas con los condimentos más comunes de toda cocina y ya. Nada más.
  3. Café. Recupera el grano que sobra de tu café de la mañana para salvar a tus plantas e, incluso, hacer que luzcan más bellas. El café repele a los gatos y brinda nutrientes a la tierra.
  4. Evita productos químicos. Son tan efectivos que muchas veces son tóxicos, arriesgando la salud de tu mascota y de tu familia.

 

Eunice Véliz

 “La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”