Solos en casa

Qué maravilloso sería siempre llevar con nosotros a nuestra mascota o conseguir que alguien la cuide mientras salimos de viaje, pero la verdad es que en esta época todo se vuelve más complicado por los compromisos que todos comenzamos a acumular para cerrar el año. Así que, si tampoco localizaste una pensión para mascotas que se adecuara a tus necesidades, lo mejor es que te asegures de no olvidar ninguno de estos puntos:

1
  1. Conseguir un visitante. Si no se puede ir tu mascota a casa de alguien más, asegúrate de encontrar una o varias personas que se encarguen de hacerle una visita diaria, no sólo para sacarla a dar un paseo, sino para acompañarla durante algún tiempo del día. Lo ideal es que la visita sea de alguien que la conozca.
  2. Dejar comida suficiente. Ya sean croquetas o comida casera, asegúrate de dejar la porciones necesarias para que tu mascota no pase hambre y tu ayudante no entre en pánico por no saber qué darle.
  1. Dejarlo en un espacio libre. Si es muy inquieto, asegúrate de que nada que esté a su alcance pueda ser destruido. Desconecta los cables y déjalo lo más cómodo posible para evitar que se estrese de más o que se haga daño.
  2. Revisar puertas y ventanas. Verifica que siempre estén cerradas y pide a quienes te ayuden con las visitas que también lo hagan.
  3. Dejar basura fuera de su alcance. Basura, papeles, revistas y todo lo que se pueda convertir en un juguete o antojo para él, debe estar fuera de su alcance si lo que quieres es regresar a una casa ordenada (en la medida de lo posible)
  4. No olvidar los tóxicos. Ya sea dentro o fuera de la casa o departamento, siempre queda la posibilidad de que algún tóxico se quede al alcance de tu mascota. Verifica que no queden trampas para ratas, insecticidas, productos de limpieza, medicamentos u objetos pequeños en algún lugar peligroso.

 

#Mascotas #Vacaciones #Viaje