Trabajar en el hogar y no morir en el intento. - Punto Destino

Trabajar en el hogar y no morir en el intento.

Cada vez es más frecuente que nos animemos a trabajar en nuestra propia casa; sin embargo, la mayoría de quienes se han aventurado en esta experiencia están de acuerdo con que no es nada fácil hacerlo; la cantidad de distracciones que se tienen en la casa que se habita puede llegar a ser interminable. A continuación compartimos nuestras recomendaciones para trabajar en casa y no morir en el intento.

1.-Crea un límite. Procura que el espacio de trabajo se encuentre alejado de la recámara y de la televisión, y establece una barrera física —un biombo o una cortina, en caso de que no tengas un cuarto especial para trabajar—. Además puedes decorar el lugar con un toque especial que distinga este espacio del resto de la casa.

2.-Establece tu horario de trabajo y sé fiel a él. Para esto puedes ayudarte con alarmas del celular, es muy importante que no rompas el horario ni para hacer visitas a la cocina. Organiza tu día planeando los snacks que tendrás, llevando contigo una botella de agua e incluso poniendo una cafetera cerca de ti.

3.-Designa un espacio para escribir los pendientes del trabajo. Desde un pizarrón hasta una pared completa.

4.-Toma algunos descansos. Está comprobado que trabajar durante horas seguidas llega a minimizar la productividad, sobre todo si se trabaja solo. Los descansos pueden ser de quince minutos y ayudan a refrescar la mente, logrando más productividad.

5.-Elige una silla ergonómica con la que puedas trabajar cómodamente, sin que te den ganas de dormir.

6.-Ilumina el espacio. Elige un lugar en donde entre suficiente luz natural, esto permite que te concentres mejor; si te gustan las plantas, incorpora algunas al espacio, de esta manera lograrás una mejor armonía.